lunes, 9 de diciembre de 2013

Dorada al horno con patatas panadera y tomates raf

Un pescado al horno, asado entero (simplemente limpio de tripas y escamas) y en su punto justo de cocción es un verdadero manjar. 

Esta receta hecha con besugo sería ideal para una cena de Nochebuena; pero como el besugo no es fácil de encontrar y está muy caro, perfectamente podemos preparar una lubina o dorada de playa y quedará riquísima.

Con esta receta que os hoy os cuento, vamos a conseguir que el pescado conserve todos sus jugos y que no quede seco, algo que fácilmente nos puede pasar cuando hacemos pescado al horno.

DORADA AL HORNO 
CON PATATAS PANADERA Y TOMATES RAF



Ingredientes (para unas 3/4 personas):

- Dorada, lubina o besugo (1kg aprox.)
- 1 patata mediana por persona.
- Ajos (6-8 dientes)
- 1/2 cebolla
- 2 tomates raf
- 1 vaso de caldo de pescado ó 1/4 de pastilla de caldo de pescado (disuelta en 1 vaso de agua caliente)
- Medio vaso de vino blanco
- Medio limón
- Aceite de oliva virgen, sal y orégano

Pelamos las patatas y las troceamos en láminas.

En una fuente de horno (comprobar que sea suficientemente grande para el tamaño de nuestro pescado) colocamos las patatas, añadimos un ajito (picado fino) y la cebolla laminada. Echamos un poco de sal y regamos con aceite de oliva virgen.







Introducimos la bandeja en el horno precalentado a 180ºC durante 30 min.
 
Mientras se van haciendo las patatas, preparamos el pescado (limpio de tripas y escamas). Lo salamos, por dentro y por fuera.



Con un buen cuchillo, grande y afilado, le hacemos varios cortes al pescado, como veis en la imagen, donde vamos a introducir ajos laminados. 





Lo hacemos igual por ambas caras.





Cuando hayan pasado unos 30 min desde que pusimos las patatas en el horno, sacamos la fuente y ponemos el pescado encima.

Regamos la pieza con el chorrito de medio limón. Echamos también un vaso caldo de pescado y medio vaso de vino blanco. Introducimos la fuente en el horno nuevamente.








A los 10 minutos de haber metido el pescado en el horno, introducimos los tomates raf, partidos por la mitad y aderezados con un poquito de sal y orégano.



Dejar  que continúe la cocción de todo el conjunto otros 20-25 minutos más, también a 180º.



Supervisar que no se quede seco, regar de vez en cuando con el propio caldo.

Dependiendo de cada horno y del tamaño del pescado, el tiempo de cocción puede variar. Incluso puede ser necesario añadir más caldo (si habéis puesto una fuente muy grande, se evaporará más rápido).

Para saber si está hecho comprobar (mirando en uno de los cortes que hemos hecho) que la carne esté blanca (no transparente) y que se despegue con facilidad de la raspa.  



A la hora de servir, podemos sacar la fuente entera en la mesa, queda mucho más lucido y así cada uno puede elegir el trozo que más le guste.

Para los que seguís el programa Top Chef, recordaréis que en uno de los programas a los concursantes les pusieron la prueba de preparar un besugo al horno. Ninguno de ellos lo asó entero y el miembro del jurado Ángel León (el chef del mar), puso el grito en el cielo.

Así que, si preparáis un pescado siguiendo la receta que os he mostrado, podéis decir que ¡habéis ganado la inmunidad! ;)

Besos,

Gloria.