jueves, 13 de febrero de 2014

Tarta de chocolate con galletas, la típica y mítica tarta de cumpleaños

Recuerdo cuando era pequeña, cada vez que se acercaba la fecha de mi cumpleaños, mi madre me preguntaba ¿qué tarta quieres que te prepare?

Lo tenía clarísimo, ¡La de chocolate con galletas!

Y es que esta tarta tan clásica, sencilla pero deliciosa, sigue siendo para mí (y para muchos) la mejor tarta de cumpleaños del mundo. 

La receta de mi madre es especialmente rica, de hecho, mis amigas de la infancia todavía la recuerdan hoy.

Lo que pocos saben es que esta tarta está tan sumamente buena porque tiene un toque secreto que hoy voy a desvelar...

TARTA DE CHOCOLATE CON GALLETAS, 
LA TÍPICA Y MÍTICA TARTA DE CUMPLEAÑOS



Ingredientes (para unas 8 porciones):

4 cucharadas soperas de azúcar (si es glas, mejor)
2 huevos
100gr de mantequilla
250gr de chocolate especial repostería (por ejemplo Nestlé Postres)
200gr aprox. de galletas (normales, básicas)
1 vaso de leche
2 cucharadas soperas de Coñac

Con estas cantidades podemos hacer la tarta en un molde de unos 20cm x 20cm, queda una tarta más bien pequeña. Para más de 8 comensales, habría que duplicar las cantidades de todos los ingredientes.
 
El molde debe ser cuadrado o rectangular y con bordes altos, para que el montaje de la tarta sea cómodo. 

Elaboración:

Separamos las claras de las yemas y en un cuenco grande batimos las yemas con el azúcar.

Hay que conseguir blanquear las yemas, de forma que el azúcar quede completamente disuelto.  

Es importante batir mucho el azúcar para que luego no se noten los granos, porque esta tarta no pasa por el horno.


Si utilizamos azúcar glas es mucho más rápido y menos trabajoso.

Derretimos el chocolate a baja potencia en el microondas (unos 2 minutos) y añadimos la mantequilla (1 minuto más de microondas). Los tiempos son orientativos, es mejor derretir poco a poco para evitar que se nos queme el chocolate. También puede hacerse al baño maría.


Mezclamos el chocolate con la mantequilla y lo integramos con las yemas batidas con azúcar.

Montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos al chocolate con movimientos suaves y envolventes.




El éxito de esta tarta está en la calidad del chocolate, como veis se trata más bien de una mousse, está mortal.

Y el otro toque de gracia ¡el toque secreto! se lo da el Coñac que se añade a la leche. Realmente son dos cucharadas, una cantidad inapreciable, pero le aporta un aroma especial al conjunto. ¡No dejéis de ponerlo!

No os preocupéis, que los niños no se os van a poner "piripis" ;)

En un plato hondo mezclamos la leche (que no esté fría ni caliente, a temperatura ambiente) con las cucharadas de Coñac.


Las galletas ideales para esta tarta son las básicas, sencillas galletas tostadas, rectangulares. En muchos supermercados tienen galletas marca blanca y son perfectas para esta receta.


Bañamos las galletas en la leche, unos segundos por un lado, le damos la vuelta, otros segundos y fuera, antes de que se pongan blandas.

Es muy importante encontrar el punto justo de humedad en la galleta, que no quede muy seca y tampoco que se deshaga... parece una tontería, pero requiere práctica.


Con paciencia vamos formando capas de galletas, las cubrimos con capa de chocolate y así sucesivamente vamos alternando las capas hasta que se nos termine el chocolate. A mí me salieron cuatro capas de galletas, pero depende del tamaño del molde que utilicéis.


Introducimos la tarta unas horas en la nevera, para que coja cuerpo.

Podemos decorar por encima con virutas de chocolate o fideos, o almendras picaditas... Tradicionalmente mi madre hacía unas ondas con el tenedeor y ¡chin pum!


En invierno es mejor sacar la tarta de la nevera un rato antes para que no esté tan fría y se pueda degustar el chocolate en todo su esplendor.

Pero qué buena está por favor, es que ¡me chifla esta tarta!


Para disfrutar de verdad de una tarta de cumpleaños nada como la típica y mítica tarta de chocolate con galletas. 
¿A que sí?

Besos!
Gloria.

3 comentarios:

três dijo...

Aaaahhh.... ¿Así que coñac? Con razón nos lo pasábamos taaannn bien ;) Jajajajaja

La verdad es que estaba de muerte, y sólo ver las fotos me traslada a la infancia.

Gracias por desvelarnos el secreto, la haremos seguro!!!

Gloria Pomares dijo...

Ja, jaaa!
Qué risa!
Es verdad!
Sería por eso ;)
Gracias a tí, me parto de risa con el comentario!

maria isabel Cervantes dijo...

Glo la acabo de hacer para el cumple de mi hijo. Es Manana.
Pero creo que me he quedado corta de chocolate jaja.