jueves, 27 de marzo de 2014

Cómo hacer una ensalada perfecta

Hoy os cuento la receta de una de mis ensaladas preferidas. Nunca he publicado recetas de ensaladas porque me parecía que es algo que todo el mundo sabe hacer, pero a veces viene bien renovar el repertorio. 

Esta es una ensalada para los amantes de los contrastes dulce-salado.

ENSALADA DE QUESO DE CABRA Y FRUTOS SECOS


Ingredientes:

Lechugas variadas
Tomates cherry
Queso de cabra
Nueces
Pasas
Pipas
Vinagreta: aceite de oliva, miel y vinagre de Módena. 
La proporción aproximada serían: 2 cucharadas soperas de aceite, una de miel y una de vinagre. Mezclar en un vasito y aliñar con esta mezcla la ensalada.

Aquí hay poco que explicar, simplemente deciros que yo utilizo las bolsas de ensalada que ya vienen preparadas, tienes una mezcla de diferentes lechugas ya limpitas y cortadas, son comodísimas.

Me gustan los frutos secos en las ensaladas porque le dan un toque "crunch" muy rico.

El otro día encontré por Twitter esta guía para hacer una ensalada perfecta, que precisamente recomienda poner algo crujiente. Me pareció interesante y quería compartirla con vosotros.



1. Elige una base: 

Mi elección para diario son las lechugas tipo romana, cogollos o iceberg. Para un día especial me encantan los canónigos y también la rúcula (pero por su sabor fuerte no gusta a todo el mundo).

2. Añade vegetales:

¿Conocéis el alficoz? Es como un pepino pero más largo y delgado, de piel verde claro. Es típico de mi tierra pero poco conocido fuera. Sólo hay en verano ¡está riquísimo!

3. Dale un toque de color: 

El tomate valenciano es una delicia, y el auténtico tomate raf, un verdadero manjar. Por cierto, la temporada del tomate raf es de enero a abril. Todo lo que os vendan fuera de estos meses, muy probablemente no sea tomate raf.

En cuanto a los tomates cherry, tengo un debate dentro de mí: No sé si me gustan más enteros o partidos por la mitad. 
Si están enteros me gusta morderlos y que exploten en la boca, pero lo malo es que cuesta pincharlos con el tenedor, como dice mi hija son muy traviesos ;)

4. Añade proteínas:

Desde luego si la ensalada va a ser lo único que comas es importante darle "consistencia" añadiendo por ejemplo legumbres, huevo duro, pollo a la plancha, marisco... Cualquier fuente de proteínas para no morirte de hambre dos horas después de haber comido.

5. Ponle algo crujiente:

Frutos secos, tostones... algo crujiente en una ensalada ¡le da vidilla!

6. Mezcla con ingredientes saludables:

Mejor poner jamón cocido que bacon frito, ya sabes.

7. No olvides aderezarla:

El tema de los aliños ¡da para otro post!

Y yo añadiría a esta guía los consejos nº8, 9 y 10 para la elaboración de la ensalada perfecta:

8. Sé un poco minimalista:

En la cocina, como en la moda ¡Menos es más! Igual que no te pones falda y pantalón, tampoco es conveniente mezclar muchos ingredientes diferentes porque quedará una ensalada "confusa". 

9. Aliño al momento:

Si la preparas con antelación, por ejemplo porque vienen invitados, no la aliñes. Espera a hacerlo justo antes de servirla para que las lechugas no se ablanden, o incluso cada comensal puede aliñarla a su gusto.

10. Mejor compartir:

Para que la ensalada sea realmente perfecta, mejor compártela con alguien. Si la compañía es grata, ¡te sabrá el doble de buena!

¿Cuál es tu ensalada perfecta?

¡Me encantará leer tu propuesta en los comentarios!

2 comentarios:

três dijo...

Como amante de las ensaladas me ha venido genial este post, el esquema y los pasos que debemos seguir. Parece sencillo pero no es fácil sorprender con una ensalada, pq siempre acabamos poniendo lo mismo. Así que haremos caso de tus sabios consejos :)

¡Muchas gracias por tu comentario de ayer guapa! Nos animas mucho a seguir adelante!!! Besotes!

Gloria Pomares dijo...

Gracias a vosotras, siempre tan fieles!
Me alegro de que sea útil ;)
Besos!