domingo, 2 de octubre de 2016

Ensalada templada con vinagreta de pistachos

Recuerdo hace unos meses, mi marido iba a quedar a cenar con unos amigos, pero al final se canceló el plan. Nos quedamos en casa y la cena fue un simple hervido (con su patata, judías, zanahoria y cebolla). 

Él envió una foto del plato de hervido a ese grupo de whatsapp, donde normalmente aparecen fotos de hamburguesas y sushi... Ya os podéis imaginar los comentarios que recibió mi pobre hervido :))

La verdad es que es triste, un plato de verdura hervida sin más, normalmente es poco sugerente.

He querido darle una vuelta al tradicional hervido de patatas y judías verdes, para convertirlo en una ensalada templada mucho más apetecible.

ENSALADA TEMPLADA
CON VINAGRETA DE PISTACHOS
 

Ingredientes (2 o 3 personas):

3 patatas medianas
300gr de judías verdes planas
1 huevo duro por persona
1 lata de atún por persona
Sal

Vinagreta:

150gr de pistachos pelados
Aceite de oliva virgen
Vinagre de Jerez
Mostaza de Dijon

Os cuento la preparación paso a paso:

Cocemos las patatas en agua con sal. Cuando hierva el agua, bajamos a fuego medio y dejamos cocer durante unos 30 minutos.
 
Ponemos en otro cazo los huevos para hacerlos duros (10 minutos de cocción desde que rompa el hervor).


Cortamos las judías planas en finas tiras, las coceremos ligeramente y así conservarán su tersura y su color verde intenso.
 
 
Mientras cortamos las judías y le quitamos el rabito, ponemos agua a calentar en otra olla.
 
Cuando el agua rompa a hervir, añadimos una cucharadita de sal y echamos las judías.
 
 
Serán suficientes 5 minutos de cocción a fuego fuerte. No queremos que las judías se ablanden demasiado.
 

Retiramos el agua y reservamos las judías en el escurridor.

Comprobamos que las patatas están cocidas (atravesando un palillo o la punta de un cuchillo). Las pelamos y las cortamos en rodajas de 1cm de grosor, aproximadamente.
 
Preparamos en el plato una capa de patata cocida.


Añadimos un puñado generoso de judías verdes

 
Abrimos una lata de atún, lo echamos sobre las judías
 
 
Por último el huevo duro en rodajas
 
 
La gracia de esta ensalada, que como veis es bastante simple, va a ser la vinagreta. Os propongo prepararla con pistachos, pero podría hacerse con cualquier fruto seco que os guste (avellanas, cacahuetes, nueces...)
 
Pelamos y picamos los pistachos, con ayuda de una picadora.
 
Añadimos una cucharada sopera de mostaza de Dijon y unas 3 cucharadas de vinagre de Jerez. Por último un chorro bien generoso de aceite de oliva virgen extra (unas 8 o 10 cucharadas soperas). Removemos para que se integren bien todos los ingredientes.
 
 
Aderezamos el plato con la vinagreta y antes de hincarle el diente, removemos bien para que la salsa se mezcle por todo.
 
 
Es un plato muy completo y nutritivo, ideal para llevarlo en tupper a la oficina.

Llevaba tiempo sin escribir en el blog, he pasado una de mis etapas perezosas, espero que me disculpéis.

Estamos todos estupendamente, Julia ya en 1º de Primaria y Lucas ha pasado de la guardería al cole con su hermana. ¡Se nos hacen mayores!

 
Comenzamos una nueva etapa de la crianza, donde podemos dormir 7 u 8 horas seguidas, ¡qué maravilla!
 
¡Besos!
 
Gloria.

No hay comentarios: