sábado, 16 de julio de 2011

Tarta de limón de mi tía Finita

Esta tarta de limón es un postre que me recuerda mucho a mi infancia. Mis abuelos paternos tenían un chalet en Ciudad Quesada (Alicante) y los fines de semana nos juntábamos a comer allí toda la familia.

Que yo recuerde, comíamos chuletitas de cordero a la brasa, ensalada de lisones o conejo frito con tomate y tortilla de patatas. Los postres más clásicos eran la tarta de manzana de Rosario o la tarta de limón de mi tía Finita que hoy os cuento.

Los primos lo pasábamos bomba toda la tarde jugando a las tinieblas, preparando actuaciones para los "mayores" o haciendo cabañas con los cojines del sofá en el piso de arriba ¡qué felicidad!




TARTA DE LIMÓN CON BASE DE GALLETA

Ingredientes:

3 huevos
Medio vaso de zumo de limón (unos 3 limones)
1 bote pequeño de leche condensada
150 gr de mantequilla
250 gr de galletas

Veréis qué fácil es la preparación.

En un cuenco grande ponemos la leche condensada y la mezclamos con el zumo de limón.



Separamos las yemas de las claras y añadimos las yemas a la leche condensada.



Montamos las claras a punto de nieve firme, con las varillas.


Poco a poco y con movimientos envolventes, añadimos las claras a la mezcla anterior, hasta que quede uniforme.


Ya tenemos listo el relleno, vamos ahora con la base de galletas. Pueden ser María o tipo Digestive, con las dos sale riquísima.

Picamos las galletas con ayuda de la picadora o con un rodillo si no dismponemos de ésta.



Mezclamos las galletas con la mantequilla a temperatura ambiente. Es muy importante que la mantequilla esté blandita, porque si no cuesta mucho mezclarlo.



Colocamos la base en un molde de tarta y presionamos bien el fondo y los bordes para que quede compacta. Con estas cantidades de galleta y mantequilla sale una base generosa, adecuada para los moldes habituales de tarta en silicona o metal.


Echamos el relleno sobre la base y ¡al horno!


El horno debe estar precalentado a 180ºC, necesita unos 20 minutos de cocción, pero puede variar. Observar que haya cuajado. A mí me salieron estas grietas, pero no pasa nada ¡la arruga es bella!



Como véis, la tarta es bien sencilla pero os aseguro que sale siempre bien y su sabor es delicioso.

A mí es que el sabor galleta me pierde en general... Hablando de infancia, ¡soy como el Monstruo de las galletas de Barrio Sésamo!


Besos!

Gloria

4 comentarios:

José Antonio dijo...

Buenísimaaa!!! Cómo todo lo demás, gracias Gloria.

bicocacolors dijo...

parece facil y deliciosa!!!
ya te contaré,

un abrazo,
elena

demisalero dijo...

que pinta más rica!!!

Cristina-Tejiendo Las Horas dijo...

Una auténtica delicia! Parece mentira que algo tán sencillo resulte tan rico. Gracias por la receta la hice ayer y fué todo un triunfo, ya ha pasado a formar parte de mi cuadreno de recetas.
Un saludo.