jueves, 19 de diciembre de 2013

Carrilleras de ternera al vino tinto con suflé de patata

Las carrilleras son una opción ideal para los días festivos, por una parte porque es una carne que deja escaso margen de error, siempre queda blandita y no hay problema de que se pase. 

Y por otro lado es un plato que nos permite tenerlo hecho con antelación, lo cual es muy importante para poder dedicar toda nuestra atención a los invitados... Porque para pocas veces que nos juntamos, no vamos a estar encerrados en la cocina ¿no os parece?

Con ésta receta se pueden hacer las carrilleras (también se llaman carrilladas) de ternera o de cerdo. Las de ternera son un poquito más caras, pero aún así, sigue siendo una carne económica. En ocasiones puede ser un poco complicado encontrarlas, pero si las encargas en tu carnicería habitual no tendrás problema. 

Fue el carnicero de mi madre el que le dio la pista de preparar las carrilleras con vino tinto y un poco de mermelada de frutos rojos... y yo, rebuscando en mis libros de cocina y experimentando un poquito he conseguido sacar este plato que hoy os presento.

CARRILLERAS DE TERNERA AL VINO TINTO 
CON SUFLÉ DE PATATA



Ingredientes para 2 personas:

2 carrilleras de ternera (300gr aprox de carne por persona)
2 vasos de vino tinto
1 vaso de agua
1 chorrito (unas 4 cucharadas) de brandy (opcional)
2 cucharadas soperas de mermelada de frutos rojos (fresa, frambuesa o frutas del bosque)
Aceite de oliva, sal y pimienta negra molida
1 ramita de romero fresco (para decorar)

Por ejemplo, para 6 comensales: pondríamos 1 carrillera por persona y añadiremos 1 vaso más de vino y 1 vaso más de agua (respecto a la receta para 2 personas). También aumentaremos proporcionalmente la cantidad de mermelada, brandy y demás ingredientes.

Ingredientes para Suflé de patata (4 unidades):

3 patatas medianas
2 huevos (separar las yemas de las claras)
50 gr de mantequilla
sal (una cucharadita aproximadamente)

Para la elaboración de las carrilleras necesitamos una olla exprés. También pueden hacerse en olla tradicional, pero necesitaremos 1h y media ó 2 horas de cocción (aproximadamente).

Ponemos un chorrito generoso de aceite de oliva y, cuando empiece a estar caliente ponemos dentro las carrilleras (previamente salpimentadas).



Vamos dorando la carne por todos sus lados.


A continuación, si tenemos Brandy, echamos un chorrito y reducimos. Y si no, directamente echamos el vino tinto, dejamos que hierva unos 3 minutos...



Añadimos el agua y las cucharadas de mermelada. Removemos un poquito.



Tapamos la olla exprés y la dejamos cocer a fuego medio durante 45 minutos.

Mientras se hacen las carrilleras, aprovechamos para preparar la guarnición que más nos guste. 

Os propongo este puré de patatas un poco diferente, un poquito más elaborado para un día festivo:

SUFLÉ DE PATATA

El primer paso es hervir las patatas. En un cazo con agua y sal, dejamos que hiervan las patatas enteras durante unos 40 minutos.



Las sacamos y cuando se enfríen un poquito, las pelamos. 

Con la ayuda de un tenedor vamos aplastándolas, hasta que quede una pasta fina. Añadimos la mantequilla y la sal.

De los 2 huevos, separamos las yemas de las claras. Añadimos las yemas al puré y también las claras, pero montadas a punto de nieve.



Probamos el puré y rectificamos el punto de sal, esto es importante porque después solidifica y si queda soso, ya tiene poco arreglo ;)

Ponemos el puré en moldes de silicona individuales (no hace falta engrasar) o en flaneras (en este caso, previamente engrasadas con mantequilla).

Introducimos los suflés en el horno precalentado a unos 180ºC



En unos 20-25 minutos (dependiendo de cada horno) los tendremos un poco doraditos por arriba y ¡listos para servir!



¡Ah! ¡Se me olvidaban las carrilleras! Las teníamos en la olla exprés, cociendo 45 minutos. 
Apartamos del fuego y cuando baje la presión de la olla, la abrimos. 
La volvemos a poner al fuego, destapada y dejamos que reduzca el caldo junto con la carne, removiendo de vez en  cuando, con cuidado de que no se pegue, hasta obtener una textura de salsa. Si tenemos mucho caldo, podemos retirar un poco para acelerar el proceso de reducción.

Unos consejos de organización:  
Las carrilleras se pueden tener ya hechas con horas de antelación, a falta de reducir un poco la salsa y terminarlas.

El suflé de patata también puede dejarse preparado, a falta de hornear (incluso ya horneado aguanta bien un golpe de calor en el horno o en el microondas). 

Pues ya tenemos listo nuestro plato para presentar a los invitados, únicamente nos falta decorarlo con una ramita de romero fresco.



En casa últimamente comemos muchas CARRILLERAS, pero no de vaca, sino DE BEBÉ, que están ¡¡todavía más ricas!! ;)



Y como no hay nada más bonito que la sonrisa de un niño, con esta foto de las "Carrilleras de mi hijo Lucas" me despido de vosotros hasta el año que viene. 

Esperando que ejercitéis mucho vuestras carrilleras (señal de que sonréis a menudo)... os deseo que paséis unas felices fiestas y un mejor 2014.

Por lo que a mí respecta, os tengo preparadas muchas sorpresas para el próximo año.

¡Feliz Navidad y Feliz 2014!

4 comentarios:

três dijo...

Un platazo perfecto para estos días de celebración, qué buena pintaaaa! Besazos!

Gloria Pomares dijo...

Gracias chicas! Probadlo y ya me diréis qué tal! Besotes!

Arlén Camarasa Navarro dijo...

esta delicioso Gloria!!! he probado a hacerlo y mis invitados se han quedado contentísimos con la receta. La ternera se queda super super tierna y el sufle de patata da un toque "cupcake" al plato.
Genial, perfecto
Te pongo un 10 en este post

Gloria Pomares dijo...

Gracias Arlén! Cuanto me alegro! Y qué risa lo del cupcake!
Espero que sigas triunfando en la cocina, debes tener a los tuyos encantados!