jueves, 28 de febrero de 2013

Alubias con almejas

Cómo apetecen los platos de cuchara en el invierno, sobre todo en un día frio y lluvioso como el de hoy. Nosotros estábamos enganchados a una fabada de lata, que comercializaba El Corte Inglés con su propia marca. Era espectacular, muy sabrosa y con un puntito picante, pero no vayáis a buscarla, que han dejado de venderla, ¡qué pena!
 
Así que, tratando de quitarme el antojo de fabada y con la intención de hacer una versión más saludable, he preparado estas alubias con almejas. Partiremos de un buen caldo de pescado, que ya os expliqué hace tiempo y podéis recordar aquí: CALDO DE PESCADO.
 
Si disponemos del caldo de pescado ya hecho, la receta se prepara rápidamente y sin ninguna complicación. Os lo cuento paso a paso, como siempre.
 
ALUBIAS CON ALMEJAS

 
 
 
Ingredientes para 4 personas:
 
Almejas (unos 250gr aprox)
2 botes grandes de alubias ya cocidas (unos 200gr por persona)
800ml de caldo de pescado
1 cebolla
2 cucharadas de tomate frito
aceite de oliva
sal
ajo, perejil, laurel y tomillo
 
Ponemos las almejas a remojo en agua con sal para que vayan soltando la arena que puedan tener 
 
 

Cortamos la cebolla en pequeños trocitos, también el ajo.



En una cazuela, ponemos al fuego unas 3 cucharadas de aceite de oliva y sofreimos la cebolla a fuego lento, junto con el ajo troceado. Dejamos que se dore y cuando vaya tomando color, añadimos las dos cucharadas de tomate frito (yo recomiendo la marca Hida, por ser muy natural).




 
 
Seguidamente vertemos el caldo de pescado y removemos
 
 

 
 
Mientras enjuagamos bajo el chorro del grifo las alubias de bote cocidas
 
 



 Y las añadimos a la cazuela
 
 


Ponemos también nuestro toque de especias: perejil, una hoja de laurel y una pizca de tomillo



Una vez que empieze a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocer a fuego lento, unos 15 minutos. Removemos de vez en cuando y tapamos para que no se evapore el caldo.

 
 
Por último, añadimos las almejas, tapamos la olla y dejamos cocer unos 3 minutos más, hasta que las almejas estén abiertas.

 
 
Comprobamos el punto de sal y ya podemos disfrutar de este plato tan rico y saludable. Está incluso mejor si se prepara la noche anterior, ya que se reposan todos los sabores.
 
Espero poder ir a Asturias para disfrutar de unas auténticas "Pochas con almejas", pero no me negaréis que esta versión rápida ha quedado la mar de resultona. 

 
Bon profit!
Besetes!
Gloria.


2 comentarios:

doris dijo...

Que apetece este plato calentito huuuuu.Besos

três dijo...

¡Qué buena pinta! Seguro que supera a la fabada del corti ;)