jueves, 20 de febrero de 2014

Bizcocho de naranja, el sabor de una amistad


Éranse una vez dos amas de casa súper apañadas. Tenían sus casitas muy limpias y ordenadas. Además ellas siempre iban guapas y arregladas.


Éstas dos mujeres eran amigas desde hacía muchos años y confiaban totalmente la una en la otra.

Un día Paloma le dijo a Adela:

- Me voy de viaje, te dejo las llaves de mi casa por si pasa algo y tienes que entrar.

- Vale Paloma, no te preocupes, yo te la cuidaré.

Estando Paloma de viaje, recibió el aviso de un vecino que le alertó de que su casita ¡se estaba inundando! Entonces llamó a su amiga Adela, que fue corriendo a evitarlo.



Otras veces, si Adela o su marido tenían que ir al hospital para cualquier consulta, Paloma se ofrecía a llevarles en coche y acompañarles.

En fin, todos los que conocéis lo que es la verdadera amistad, sabéis que éste proverbio indio tiene mucha razón:

"Recorre a menudo la senda 
que lleva al huerto de tu amigo, 
no sea que la maleza 
te impida ver el camino"



Y hablando de huertos, como Adela tenía un campo con árboles frutales, siempre que había cosecha, le llevaba a Paloma bolsas de uva, manzanas, naranjas o nueces.


Éste invierno le regaló unas ricas naranjas, y Paloma, gran cocinera, elaboró con ellas un bizcocho tan exquisito, preparado con una receta tan genial y con tanto cariño, que, cuando lo pruebas, aprecias el sabor de una gran amistad.


Ingredientes:

1 Naranja grande (entera con piel)
4 Huevos grandes (talla L)
250gr de azúcar
70ml de aceite de oliva (1º)
170gr Harina (puede ser normal o de fuerza)
1 sobre de levadura Royal
Canela y azúcar (para espolvorear por encima)

Si la naranja no es muy grande, mejor poner una y media. Si son pequeñas, dos.

Debe estar bien lavada porque la vamos a aprovechar entera. Importante que sea una naranja de calidad, dulce y aromática, vamos, naranja valenciana.


Le quitamos a la naranja la parte del "culillo" y la parte blanca del centro.


Troceamos la naranja.


La ponemos en el vaso triturador.


Y batimos hasta obtener un puré, queda una papilla espesa.


En un cuenco grande ponemos los huevos, añadimos el azúcar y batimos bien. Echamos también el aceite de oliva.


Incorporamos a la mezcla la naranja triturada, removemos bien.


Medimos los 170gr de harina y la mezclamos con el sobre de levadura Royal.

Incorporamos la harina con la levadura a la mezcla anterior y vamos removiendo para integrar todos los ingredientes.

Trabajamos bien la masa para que no queden grumos. También se puede hacer con la minipimer.

Vertemos la masa en un molde forrado con papel vegetal.


Espolvoreamos por encima con canela molida y un poco de azúcar.


Introducimos el bizcocho en el horno precalentado a 170ºC y esperamos unos 35-40 minutos aproximadamente, según cada horno el tiempo puede oscilar.


Comprobamos pinchando con una aguja y si sale limpia es que el bizcocho está hecho.


El resultado es un bizcocho húmedo, con el agradable aroma de la naranja, tiene un comer muy fresco.

Es de esos bizcochos que no te ahogan, te lo puedes comer sólo (me refiero a que no hace falta mojarlo en la leche) pero mejor si lo compartes con amigos ;)


BIZCOCHO DE NARANJA EN THERMOMIX:

- Lavamos bien la naranja, la secamos, la troceamos y la introducimos en el vaso del Thermomix.
- Triturar progresivamente 4, 5... hasta la máxima velocidad, unos segundos hasta que esté triturada.
- Añadimos el aceite y trituramos unos 5 segundos a velocidad 3.
- Echamos los huevos y trituramos otros 5 segundos a velocidad 4.
- Ponemos el azúcar y trituramos 4 segundos a velocidad 4.
- Incorporamos la harina y la levadura, mezclamos 7 segundos a velocidad 5.
- Colocar la mezcla en molde de horno cubierto de papel vegetal y espolvorear con azúcar y canela.
- Hornear a 170º unos 35-40 minutos.

* * * * *

Tal como os he contado en esta historia, Paloma es amiga de mi suegra Adela. Le invité a participar en el blog y amablemente me ofreció esta receta genial que hoy comparto con todos vosotros.

Pero a ella le debo muchas otras recetas como la COCA BOBA que tanto os gustó.

¡Ah! Y ha sido abuela por primera vez hace pocos días, así que ¡ENHORABUENA!

Esta es la tercera HISTORIA REAL con RECETA GENIAL. Si te perdiste la primera, puedes verla aquí:

Los Crêpes Suzette de mi padre ¿En el cielo hay wi-fi?

Y la segunda aquí:

Spaghetti con "latica", universitario con dolor de barriga y nevera vacía


¿Y tú?
¿También tienes una historia real y una receta genial que contar?
No te lo pienses y escríbime un email con tu propuesta a:

sumergeteydisfruta@gmail.com 

Si tu receta es seleccionada, será publicada en el blog

¿Te gustaría?

¡Estoy deseando recibir vuestras propuestas!

¿Quién quiere ser bloguero cocinero por un día?

2 comentarios:

três dijo...

¡Menuda pinta tiene ese bizcocho! Mmmmmmm
Y además, si es para hacer un homenaje a la amistad, lo vamos a probar ya!

Gracias a Paloma y a Adela por dejarnos probar el sabor de la amistad ;)

Mónica Berenguer dijo...

Glori, lo hice ayer y está delicioso mmmm Es cierto que la naranja le da un toque exquisito. Enhorabuena por tu blog, te lo he dicho alguna vez? :P